Usamos cookies por ofrecer el servicio el mejor posible. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.

Hipermetropía: estas son sus causas y así puede corregirse

La hipermetropía, al igual que la miopía, es un problema visual muy frecuente. Se estima que aproximadamente un 20 % de la población española tiene hipermetropía. Muchos ni siquiera lo saben porque, al contrario que otros problemas visuales, la hipermetropía al principio no siempre muestra síntomas típicos evidentes.

¿Cuáles son los cristales o las lentillas adecuadas para personas con hipermetropía?

La hipermetropía puede corregirse con cristales denominados positivos, ya que su potencia se mide en dioptrías positivas. Se trata de lentes convergentes y convexas, más gruesas en el centro que en los bordes, que concentran la luz para compensar el poder refractivo insuficiente del cristalino del ojo. Como todos los cristales graduados, pueden estar compuestos por materiales orgánicos o minerales. Para personas con graduaciones altas, existen cristales con índices de refracción más altos, que no se hacen tan gruesos y que pueden instalarse incluso en monturas finas y ligeras sin que por ello las gafas tengan una apariencia tosca.

Alternativamente, también pueden usarse lentillas con la graduación correspondiente. Ambas opciones ofrecen ventajas específicas. Unas gafas destacan sobre todo por su sencillo manejo. Además, hoy en día, las gafas graduadas se han convertido en un accesorio de moda y resultan perfectas para subrayar nuestro estilo individual. Las ventajas de las lentillas se hacen evidentes durante actividades deportivas: al contrario que unas gafas, no corren peligro de dañarse por movimientos bruscos, por ejemplo. Muchos deportistas además valoran el campo visual más amplio que ofrecen, así como la posibilidad de combinar las lentillas con gafas deportivas sin graduar.

Aviso: En nuestra guía puedes obtener más información sobre la elección de los cristales apropiados.

¿Qué es la hipermetropía?

La hipermetropía es un defecto visual caracterizado por un poder refractivo insuficiente del cristalino o de la córnea del ojo, o por un globo ocular demasiado corto. Como consecuencia, con la musculatura ocular relajada, el foco en el que converge la luz, incluso la reflejada por objetos lejanos, se sitúa detrás de la retina del ojo. En objetos cercanos, este efecto resulta aún más acusado. Dado que el cristalino es relativamente flexible gracias a los músculos ciliares, los ojos pueden compensar este defecto en cierta medida, de modo que muchos afectados apenas se den cuenta de ello. El problema suele hacerse evidente a una edad de entre 30 y 40 años, al disminuir la capacidad adaptativa del ojo. El resultado: al principio son los objetos cercanos los que pierden nitidez, mientras que los más lejanos siguen percibiéndose con normalidad, es decir, que nos va costando más ver de cerca. Con el paso del tiempo, también nos irá siendo más y más difícil ver nítidamente de lejos. Esta ametropía se denomina hipermetropía o hiperopía. No debe confundirse con la vista cansada, conocida también como presbicia.

¿Cómo surge la hipermetropía y cuándo es necesario corregirla?

Normalmente, la hipermetropía es hereditaria y congénita. En principio, no se considera una enfermedad. Suele ser necesario corregirla cuando surgen las primeras molestias al enfocar objetos cercanos, como pueden ser dolores de cabeza u oculares, así como parpadeo constante al leer o al trabajar con el ordenador.

Una excepción importante la conforman los niños con una hipermetropía muy acusada o cuya graduación varíe mucho de un ojo a otro. En este caso, la corrección se hace absolutamente necesaria, ya que de lo contrario podrían producirse problemas secundarios, como el estrabismo. Por este motivo, en caso de tener cualquier sospecha, siempre es recomendable consultar a un oculista.

Encuentra las gafas perfectas:


¿Tienes dudas?

Nuestros ópticos estarán encantados de ayudarte

Escríbenos: Línea gratuita:
servicio@misterspex.es 900 80 12 37

¿Te ha parecido útil esta información?

La newsletter de Mister Spex

¡Recibe todas las novedades, ofertas y descuentos en tu correo! Suscríbete ahora y recibe 5% de descuento.

Compra y pago seguro

Compra online segura gracias al sistema de codificación cerrada SSL.

Compra y pago seguro

Envío rápido y seguro

Envígo con DHL, entrega con Correos. Envígo grauito a partir de 59€.

logo correos

Síguenos en

Encuentra ofertas exclusivas, las últimas tendencias y asesoramiento personal a través de nuestras Redes Sociales.


* Suma del precio regular de la montura y del precio de venta al público recomendado (P.V.P) del par de cristales orgánicos unifocales con tratamiento super antireflejante y extra resistente (índice de reducción: 1,5), con valores de corrección: Esf. +6.0/-6.0 dpt; Cil. +2.0/-2.0 dpt.

** Cristales orgánicos unifocales incluidos en el precio de la montura para una esfera comprendida entre –6,0 y +6,0 dpt. y un cilindro de entre –2,0 y +2,0 dpt. Los cristales son endurecidos e incluyen tratamiento antireflectante y antisuciedad.

El precio tachado sin PVP representa el precio estándar de Mister Spex.