Usamos cookies por ofrecer el servicio el mejor posible. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.

Una cuestión muy personal: ¿Qué gafas van conmigo?

En Mister Spex, todo empieza por la elección de la montura. Muchas veces depende de la forma de tu cara si te queda mejor un modelo con marco cuadrado o uno redondo, estrecho o rectangular. También el tamaño de las gafas (por ejemplo, su anchura) juega un papel importante a la hora de elegir una montura nueva.


eckiges Gesicht

¿Estás buscando unas gafas nuevas y no tienes claro qué tipo de montura va contigo? Aparte de unas pocas reglas básicas acerca del tipo de cara y el tamaño de las gafas, tu gusto personal y la finalidad o el lugar en el que vas a usar las gafas deberían ser los factores determinantes de tu elección.


Un buen punto de partida podrían ser tus gafas actuales. Si no le puedes poner ninguna pega a la montura que estás usando ahora mismo, lo más fácil será buscar un modelo parecido. Si, por lo contrario, prefieres variar un poco o incluso si es la primera vez que compras unas gafas en esta guía encontrarás algunos consejos y una serie de reglas básicas acerca de los diferentes tipos de cara y de la elección del tamaño adecuado de tus gafas nuevas.


Índice



1. Las gafas perfectas para tu tipo de cara: la guía definitiva

¿Existe algún tipo de montura que me favorezca especialmente según los rasgos de mi cara? Ésta es una pregunta muy habitual entre compradores primerizos de gafas y, aunque es cierto que cada rostro sea único, efectivamente existen algunas reglas básicas para la elección de una nueva montura, ya que, aparte del gusto personal de cada uno, muchas veces el tipo de cara es el factor determinante por el que unas gafas nos quedan mejor que otras.


Un consejo: Pruébate las gafas online en nuestro probador digital en 3D. Así puedes obtener una primera impresión de los modelos que te interesen, sin ni siquiera salir de tu casa. Puedes comenzar la prueba virtual tras subir una foto con tu cara o simplemente encendiendo tu webcam.

A continuación, te exponemos los diferentes tipos de cara y te recomendamos marcos compatibles con cada uno de ellos.



¿Qué gafas van conmigo?



Gafas para caras cuadradas

Las caras cuadradas a menudo causan un gran impacto por su frente, pómulos y mentón anchos y su marcada mandíbula. A las personas con este tipo de cara les quedan mejor las monturas redondas u ovaladas, ya que suavizan la seriedad de sus rasgos y les proporcionan una apariencia más equilibrada. Las gafas de aviador o piloto, o modelos de estilo Cat Eye le quedan muy bien a una cara angulosa y favorecen sus rasgos. Los modelos con cristales rectangulares, por el contrario, acentúan los rasgos marcados y por lo tanto resultan menos recomendables. A no ser que busques un estilo más bien serio y severo, claro.


Gafas para caras redondas

Una cara redonda se define una distribución muy regular de sus diferentes zonas. La anchura de los pómulos es similar a la de la frente, la barbilla es redondeada y la cara en general tiene una apariencia más suave. Con unas gafas rectangulares puedes conseguir un efecto óptico de alargamiento del rostro, para que parezca más delgado y estilizado. Preferentemente habrá que optar por monturas con un marco estrecho. Evitaremos gafas que potenciarían aún más la forma redondeada de este tipo de caras, como monturas relativamente pequeñas con cristales redondos.


Gafas para caras con forma de corazón

Las características típicas de las caras con forma de corazón son una frente ancha, pómulos marcados y un mentón más bien estrecho. Pueden llevar prácticamente cualquier tipo de montura. Un marco anguloso que se ensanche en la parte superior le proporcionará un poco de contorno a una cara con forma de corazón. Unas gafas con cristales redondos u ovalados también favorecen a este tipo de cara y armonizan con sus característicos rasgos triangulares. Con una montura delicada y ligera conseguiremos contornos suaves y una apariencia equilibrada. También podemos lograr este efecto con marcos ovalados y redondos. Si hay algo que deberíamos evitar en este tipo de caras, son los colores muy llamativos y las monturas demasiado anchas, ya que no harían más que subrayar el protagonismo de la mitad superior del rostro.


Gafas para caras ovaladas

Las proporciones de una cara ovalada normalmente serán equilibradas y armoniosas. Mientras que el mentón y la frente tienden a ser más bien estrechas, los pómulos suelen ser más prominentes. Una cara ovalada es aproximadamente el doble de larga que de ancha. Para los afortunados de tener una cara de este tipo, la búsqueda de unas gafas nuevas es tarea fácil. Casi cualquier tipo de montura, ya sea redonda, rectangular o extravagante, les quedará estupendamente. Solamente habrá que procurar que la nueva montura tenga un tamaño adecuado, ni demasiado grande, ni demasiado estrecho. Sobre todo deberán evitar monturas demasiado estrechas, ya que estas harán parecer su cara aún más larga de lo que es.


2. La talla de gafas ideal: la elección de la anchura correcta

¿Dirías que tu rostro es más bien estrecho, mediano o ancho? Esta cuestión es la base y el punto de partida para el siguiente paso, ya que de ello depende la talla de gafas que deberás elegir. Si actualmente ya contaras con unas gafas, puedes orientarte en las medidas de tu montura vieja para averiguar el tamaño y la anchura adecuadas. Simplemente mide la distancia de un extremo al otro en la parte frontal para averiguar su anchura.



Un consejo: Mister Spex ha desarrollado una opción de búsqueda que te ayudará a encontrar otras monturas con una anchura igual o similar a la tuya. Puedes encontrar esta opción de búsqueda directamente debajo del filtro «Tipo de cara» en la página principal de nuestras gafas graduadas o de sol. Además, en nuestra guía sobre el tamaño adecuado de gafas te explicamos exactamente cómo hacerlo.


A continuación, te facilitamos más detalles y consejos acerca de la talla de las gafas.


1. Montura

Anchura de la montura

La talla o el tamaño se refiere sobre todo a la anchura de la montura. Si esta resultara demasiado grande o demasiado estrecha, las gafas pueden descolocarse con facilidad o incluso causar magulladuras. Para encontrar una montura que se ajuste perfectamente a ti, oriéntate en la anchura de tu rostro, evidentemente sin contar con tu cabello. Sin embargo, por cuestiones de estilo tampoco podían faltar excepciones a esta regla: así, las gafas con forma de mariposa o tipo Cat Eye son siempre algo más anchas, mientras que las monturas metálicas deben ser un poco más estrechas.



2. Puente

Anchura del puente

La anchura del puente es la distancia más corta entre ambos cristales, debajo del puente de la montura, y se mide desde uno de los bordes internos de la hendidura hasta el otro. Te preguntarás por qué esta pieza tan pequeña es tan importante. Para que las gafas se ajusten perfectamente sin moverse, el puente de la montura debe ser compatible con la anchura de tu nariz. Si la montura no se apoya correctamente sobre la nariz, no puede causar solamente molestias o dolores de cabeza, sino que además se verá perjudicada la capacidad visual, ya que una montura mal posicionada también producirá una distorsión del centro óptico de los cristales.



3. Anchura y altura de los cristales

Altura del cristal

Hablemos de tu campo visual. Con un cristal demasiado pequeño, se verá limitado, y con uno de dimensiones generosas, los ojos también captarán lo que ocurra en las zonas laterales. De todos modos, los cristales no deberían ser más anchos que la propia cara, y las cejas deberían quedar visibles. Las gafas de sol podrán saltarse esta regla, ya que muchas veces también cubrirán las cejas con el fin de ofrecer una protección óptima contra el sol. Los cristales se medirán en los puntos de mayor anchura y altura, situándose el punto de mayor nitidez en el centro de los mismos.



4. Varillas

Longitud de las varillas

La longitud de las varillas determinará la comodidad de las gafas. Las varillas deben ajustarse correctamente: si son demasiado largas, las gafas quedarán inestables, y si son demasiado cortas, la montura estará demasiado rígida, produciéndose molestas magulladuras y dolores de cabeza. Las varillas pueden ajustarse en una óptica.





Un consejo: Puedes pedir hasta 4 monturas para probártelas gratuitamente en casa sin ningún compromiso durante 10 días1. De este modo, puedes cerciorarte de que el modelo escogido cumple con tus expectativas, y todo ello cómodamente desde casa. Más información: Prueba gratuita en casa durante 10 días.


3. Consejos según el tipo de gafas y su uso


Evidentemente, la elección de la montura dependerá también del uso que quieras dar a tus nuevas gafas.

¿Cuántas dioptrías tienes?

Hay una regla básica tanto para miopes como para hipermétropes: cuantas más dioptrías tengas, más gruesos serán tus cristales graduados. Por eso, si tienes una graduación muy alta, sería mejor optar por una montura de marco grueso, que oculte los bordes de los cristales. Si no tienes muchas dioptrías, puedes optar tranquilamente por monturas finitas.

¿Gafas para la oficina, para hacer deporte o progresivas...?

A pesar de contar con un puesto de trabajo ergonómico, es posible que tengas dificultades para, por ejemplo, ver el teclado con nitidez, para enfocar tus documentos o simplemente para encontrar una postura cómoda frente al ordenador. Todo esto podría ser un indicio de que podrías necesitar unas gafas optimizadas para la oficina, denominadas ocupacionales. Las gafas progresivas son sin duda un gran invento, pero para trabajar frente a la pantalla de un ordenador existen soluciones mejores.

A la hora de hacer deporte es indispensable que tus gafas se ajusten perfectamente a tu cara y no se muevan de un lado a otro. Las actividades deportivas también pueden suponer todo un reto para tus gafas, por ello debes poder sentirte cómodo y seguro con ellas. Unas buenas gafas deportivas graduadas o incluso progresivas te ayudarán a rendir al máximo.
Ver gafas deportivas





¿Necesitas unas gafas progresivas en tu día a día? Quien necesite unas gafas progresivas, deberá optar por monturas capaces de acomodar cristales de una cierta altura.
Más información sobre gafas progresivas





Si ya has encontrado la montura perfecta para ti y además conoces tu graduación, ya puedes hacer el pedido de tus gafas nuevas. Si no tuvieras claro cuál es tu graduación o si las gafas no se ajustan perfectamente a tu cara, te aconsejamos que visites una óptica para someterte a un examen de la vista y realizar el centrado y/o el ajuste individual de las gafas. En el siguiente artículo, te damos más información sobre el examen de la vista y el centrado de los cristales.


En cuanto al periodo de prueba de 10 días, se aplica lo siguiente: Al finalizar un pedido de prueba seleccionando tarjeta de crédito como medio de pago, el importe de las monturas quedará reservado en la tarjeta. Con PayPal, el importe del pedido se cargará en la cuenta a modo de fianza.

Encuentra las gafas perfectas:

¿Te ha parecido útil esta información?


¿Tienes dudas?

Nuestros ópticos estarán encantados de ayudarte

Escríbenos: Línea gratuita:
servicio@misterspex.es 900 80 12 37

* Suma del precio regular de la montura y del precio de venta al público recomendado (P.V.P) del par de cristales orgánicos unifocales con tratamiento super antireflejante y extra resistente (índice de reducción: 1,5), con valores de corrección: Esf. +6.0/-6.0 dpt; Cil. +2.0/-2.0 dpt.

** Cristales orgánicos unifocales incluidos en el precio de la montura para una esfera comprendida entre –6,0 y +6,0 dpt. y un cilindro de entre –2,0 y +2,0 dpt. Los cristales son endurecidos e incluyen tratamiento antireflectante y antisuciedad.

El precio tachado sin PVP representa el precio estándar de Mister Spex.